Tu ubicación actual: Inicio > Reflexión Diaria > SI NUESTRO CORAZÓN NOS REPRENDE

SI NUESTRO CORAZÓN NOS REPRENDE

Pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas. 1 Juan 3: 20.

La palabra “corazón” en este versículo significa conciencia, es decir, la función de nuestra mente que aprueba o desaprueba nuestra conducta. A veces oímos decir: “Déjate guiar por la conciencia”, como si ésta fuera siempre una guía digna de confianza. Juan no está de acuerdo con esa conclusión. Nos enseña que Dios es más digno de confianza que la conciencia. Pero en 1 Juan 3: 20 implica algo más. Implica que hemos seguido las instrucciones de Dios para hacer lo correcto, y que estamos completamente dispuestos a hacer todo lo que falta.

En el otoño de 1949 el pastor Alden O. Sage celebró una serie de reuniones de evangelización en Santa Rosa, California. Después de una conmovedora conferencia en cuanto a la necesidad de estar listos para el inminente regreso de Cristo, un joven, José Mezzanato, me preguntó: “¿Ud. cree que Jesucristo va a venir pronto, como lo dijo el Sr. Sage?” Le dije que efectivamente así lo creía. “Si es así, yo no estoy listo”, confesó José.

El y yo hablamos hasta que el salón se cerró, acerca de la necesidad de que Dios dominara por completo su vida, y después nos fuimos al auto donde continuamos nuestra conversación. Cuando la terminamos José entregó su vida a Dios.

Cuando vino la próxima vez, José trajo a su esposa y a su suegra. Después de la reunión me dijo cuan feliz se sentía de haber entregado su vida a Dios. Pero había algo que lo preocupaba. Mientras hablábamos, me contó que había sido marino durante la segunda guerra mundial y que había combatido en la batalla de Iwo Jima. Lo que le preocupaba era que había baleado a un grupo de japoneses que estaban listos para rendirse. Le había pedido a Dios que lo perdonara, pero seguía sintiéndose condenado.

Le leí 1 Juan 3: 20 y le pregunté: “José, ¿crees esto?” El dijo que sí. “Está bien —le dije —, entonces pon tus sentimientos de culpa en manos de Dios. Si él quiere que tú hagas algo más para arreglar este asunto, te lo mostrará en su debido momento”.

Nadie puede ser, conciencia de los demás. “Cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de sí” (Rom. 4: 12), pero si después de cumplir las condiciones establecidas por Dios en su Palabra, todavía nos sentimos condenados, debemos dejar nuestros sentimientos de culpa en manos de Dios y confiar en el hecho de que él sabe todas las cosas, e incluso que nos hemos arrepentido.

  1. adelaida rojas dice:

    soy adventista quiero que oren por mi y mis hijos por la convercion de ellos muchas gracias Dios les vendiga

  2. maira martinez dice:

    MIL FELICITACIONES Y BENDICIONES POR SU MARAVILLOSO PROGRAMA OREN POR FAVOR POR LA CONSAGRACION DE MIS 5 HIJOS PARA QUE SUS MIEDOS Y TEMORES SEAN VENCIDOS EN EL NOMBRE DE CRISTO,POR MI ESPOSO PARA QUE ENTREGUE SU VIDA A CRISTO Y A MI MAMA POR SU SALUD

  3. elena barria dice:

    no sabia que existia este medio pero la leccion arriba descrita,me conforta.no cabe la menor duda que nuestro señor esta en lugares que uno ni se lo imagina,pido a dios por mis hijos por mi casa que significa toda mi famila y por marcelino que dios pueda tocarle el corazon ya que lo tiene muy duro.

  4. junior dice:

    esta muy linda la reflexión, muchas veces nos cuesta entender la gracia de Dios para con nosotros aunque no le merecemos. hermanos les pido que oren por la conversión de mis padres soy un chico de 18 años y llevo ya orando por ellos.bendiciones

  5. Isai Arévalo dice:

    Muy buena reflexión, gracias y muchas bendiones por este válioso aporte, adelante.

  6. Vanessa dice:

    el Espiritu de Dios siempre nos redarguye, y por medio de el nosotros mismos nos damos cuenta que estamos haciendo bien o mal…

  7. Reynilio Castillo dice:

    Que bien, buscaba algun consejo acerca de la reprension del corazon. Y me fue de bendicion. Muchas gracias y que Dios os bendiga. Si pueden mandenme a mi correo un estudio Biblico que hable mas ampliamente sobre la conciencia y la reprencion del corazon, Gracias y Paz.

Deja tu comentario

Spam Protection by WP-SpamFree